La ciudad de Cástulo

Cástulo (del latín Castulo, y éste del ibero Kastilo, en griego clásico Κασταλῶν) es el nombre de una antigua e importante ciudad ibera, capital de la Oretania. Sus ruinas se ubican en el el municipio español de Linares

La romanización de la ciudad

El proceso de romanización de la ciudad culmina probablemente en época imperial cuando Cástulo se convierte en municipio de derecho latino. De esta fase se conservan en superficie vestigios de algunas de las grandes obras públicas que se realizaron

Edificios públicos de Cástulo

En el extremo noroccidental del cerro de La Muela se observan los depósitos principales de distribución de agua a la ciudad, que llegaba a través de un acueducto del que todavía se aprecian sus pilares al norte de las murallas. Al sur de estas cisternas se distingue una hondonada semicircular que debió ser el asiento de las gradas del teatro.

Monedas de Cástulo

Intramuros, el sitio constituye el principal núcleo de población de la Oretania, siendo el oppidum indígena más extenso de la Península, contando con ceca donde acuñaba moneda propia

Mosaico de Cástulo

Las teselas son de tamaño muy pequeño, algo que suele ser propio de las primeras etapas altoimperiales y que aparecen con frecuencia, por ejemplo, en los de Pompeya. Además, llama la atención por el uso de pasta de vidrio

jueves, 28 de noviembre de 2013

Descubierta en Cástulo la escultura de un león ibero-romano


Las excavaciones arqueológicas que se están llevando a cabo en la muralla norte del yacimiento ibero-romano de Cástulo, en Linares (Jaén), han puesto al descubierto una escultura que representa la figura de un león y que, a juicio de los arqueólogos, sería la mejor conservada de las que existen en la Península Ibérica. Se trata de una escultura, de 1.20 metros de largo que parece estar flanqueando uno de los laterales de la puerta de entrada a la ciudad fortificada, aunque los técnicos creen que podría haber otro más. Está documentado entre los siglos II y I antes de Cristo, con la singularidad de que se trata de una figura completa donde se aprecian todos los detalles.

Para el director de las excavaciones, el arqueólogo Vicente Barba, se trata de un hallazgo “excepcional” localizado en el final del periodo ibero y el principal del romano. Y, sobre todo, adquiere una importancia mayor por el contexto donde se ha descubierto: en la puerta de entrada a laciudad fortificada de Cástulo. Los expertos valoran ahora si esta puerta podría ser la que utilizó el cartaginés Aníbal cuando fue en busca de la princesa Himilce.

jueves, 31 de octubre de 2013

Nuevo mosaico en Cástulo


Las excavaciones que se realizan en la ciudad ibero-romana de Cástulo, a unos cinco kilómetros de Linares (Jaén), han sacado a la luz un mosaico en el mismo edificio donde el año pasado se halló el 'Mosaico de los Amores', reconocido por National Geographic entre los descubrimientos más importantes de 2012.
Marcos Soto, arqueólogo director del sector donde se ha hallado, ha explicado a que éste se encuentra en otra estancia del edificio donde se encontró el 'Mosaico de los Amores', justo en la zona opuesta, al sur, ocupando una sala de unos 5,40 por 6 metros y fechado entre finales del siglo I y principios del II.
Se sabía de su existencia desde 2011, cuando se realizaron unos sondeos en las primeras campañas del proyecto Fórum MMX, y del mismo destaca su buen estado de conservación y su cronología, ya que es una obra temprana que marca las pautas de un nuevo estilo de policromía, según ha explicado a Marcelo Castro, investigador principal del proyecto.

Mosaico completo de Cástulo


lunes, 13 de mayo de 2013

El Mosaico de Cástulo en el mundo digital



El Mosaico de los Amores, como llaman los arqueólogos al mosaico romano encontrado en la ciudad íbero-romana de Cástulo (Jaén), reconocido por Nacional Geographic entre los descubrimientos más importantes de 2012, se podrá ver al detalle en Youtube gracias a un trabajo de fotografía de alta calidad.
Se trata de un proyecto de documentación especial, que se presentará el 13 de mayo, con una fotografía de alta resolución, en el que se ha inmortalizado tesela a tesela este mosaico, fechado entre finales del siglo I y principios del II, que llama la atención por su colorido.
Se trata de teselas de pequeño tamaño, características del Alto Imperio y semejantes a las de Pompeya, de piedra y pasta de vidrio en tonos rojos, amarillos, verdes y azules, con alegorías en sus esquinas de las cuatro estaciones, en las que destacan imágenes de gran calidad y realismo, muy perfiladas.
Estas imágenes son semejantes a las aparecidas en el norte de África o Sicilia, lo que demuestra la relación que hubo entre Cástulo y esta zona del Mediterráneo.

Gladiadores, nacidos para luchar

Documental de la BBC sobre el verdadero mundo de los gladiadores.

martes, 30 de abril de 2013


Un grupo de investigadores de Ingeniería y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Cádiz ha conseguido un gran logro de arqueología culinaria: ha desentrañado la composición del garum, algo casi tan complicado como definir el origen del maná de la Biblia. Ellos lo han llamado Flor de Garum y lo presentan como una salsa ligera, entre verde y marrón claro y un profundo sabor a mar. Procede de la caballa o del atún e hizo famosos en la antigüedad a sus elaboradores de Cádiz y de Cartagena. Aromatizar con él nuestros platos actuales sería un requisito indispensable para tener una referencia, aunque sea ligera, de a qué sabía lo que comían en la antigua Roma.

Porque sí. Eran unos glotones. Lo de las grandes orgías precedidas de largas horas de un consumo desproporcionado de alimentos, no es leyenda urbana. De hecho, el primer libro de cocina se lo debemos a un tal Marco Apicio, que se dedicó a recopilar las recetas de la cultura griega y de las que se aplicaron a la gastronomía romana.

miércoles, 24 de abril de 2013

Historia de Grecia en imágenes

martes, 2 de abril de 2013

El Príncipe de Urgavo



En las sociedades íberas poseer cráteras griegas era un símbolo de gran prestigio y su uso podía ir desde depositar el aceite para la ofrenda a los dioses hasta guardar las cenizas de un difunto. Hace dos años, con motivo de una riada que afectó a la población, quedaron al descubierto varias de estas cráteras que estaban en la necrópolis de Arjona (Jaén) y que los arqueólogos atribuyen al ajuar del príncipe de Urgavo, del siglo I.a.C.
La excavación llevada a cabo por el Centro Andaluz de Arqueología Ibérica, con sede en la Universidad de Jaén, permitió localizar hasta ocho de estas cráteras en la cámara íbera de Piquía, cuatro de las cuales han sido restauradas antes de su llegada al Museo Provincial de Jaén, donde se exponen bajo el lema La memoria de los príncipes de Urgavo.

Vida y muerte de Pompeya y Herculano


Su mundo desapareció en 24 horas. Vivían sin saber que bajo las laderas fértiles del Vesubio latía el germen de su propia destrucción, que llegó por sorpresa en el año 79 antes de Cristo. Los habitantes de Pompeya, entre 12.000 y 15.000 personas según se estima, y los de la vecina localidad costera de Herculano, con unos 4.000 habitantes, murieron sepultados por sus propios techos, asfixiados por los gases tóxicos de la erupción, o carbonizados por un flujo abrasador de roca y aire ardiendo que se abalanzó sobre Herculano a 30 metros por segundo y 400 grados de temperatura.
Una nube volcánica de 35 kilómetros llevó la oscuridad a la bahía de Nápoles. La falta de visibilidad impedía la huida a los pompeyanos, que tuvieron unas pocas horas más de vida. Pero su mundo había sido el del aire fresco que disfrutan los actuales visitantes cuando recorren sus calles ordenadas, con el volcán al fondo. Un universo urbano de placeres y gozos cotidianos que desvela con sorprendente ternura la exposición que inaugura mañana el British Museum: «Vida y muerte en Pompeya y Herculano».

domingo, 17 de marzo de 2013

Roma contra Cartago, arqueología de una batalla


Año 208 a.C. Los ejércitos romano y cartaginés, a las órdenes de Escipión el Africano y Asdrúbal Barca (hermano de Aníbal), están a punto de entablar batalla. Asdrúbal domina un cerro estratégico en el que se ha instalado ante la llegada de su enemigo. Las tropas de Escipión, que han acampado a unos cuatro kilómetros, atacan a los cartagineses: primero con la infantería ligera y luego con el grueso de su ejército, desplegando una maniobra de tenaza para rodear al ejército enemigo. Asdrúbal pierde el combate y huye, llevándose, eso sí, el tesoro y los elefantes. “Es la batalla de Baécula, una de las importantes de la Segunda Guerra Púnica, que enfrenta a las dos potencias del momento por el dominio del Mediterráneo, casi una guerra mundial”, apunta el arqueólogo Arturo Ruiz.